Eliminar archivos temporales en Windows

¿Sabías que tu computadora almacena archivos temporales que pueden ocupar espacio y ralentizar el rendimiento? Estos archivos se crean cuando usas programas, navegas por internet o instalas actualizaciones. Aunque algunos de ellos se borran automáticamente, otros pueden quedarse en tu disco duro y acumularse con el tiempo. Por eso, es conveniente eliminar los archivos temporales de Windows cada cierto tiempo. En este artículo te explicamos cómo hacerlo de forma fácil y segura.

Los archivos temporales se guardan en una carpeta llamada Temp, que se encuentra dentro de la carpeta Windows. Para acceder a ella, puedes seguir estos pasos:

  • Abre el Explorador de archivos y haz clic en Este equipo.
  • Haz doble clic en la unidad donde está instalado Windows (normalmente es la C:).
  • Abre la carpeta Windows y busca la carpeta Temp.
  • Haz doble clic en la carpeta Temp para ver los archivos temporales que contiene.

Para eliminar los archivos temporales, puedes seleccionarlos todos y presionar la tecla Supr o hacer clic derecho y elegir Eliminar. También puedes usar el atajo de teclado Ctrl+A para seleccionar todos los archivos y luego presionar Supr. Antes de borrarlos, asegúrate de que no estás usando ningún programa que pueda necesitar esos archivos. Si Windows te pregunta si quieres enviar los archivos a la papelera de reciclaje o eliminarlos permanentemente, elige la opción que prefieras. Si te aparece un mensaje de error diciendo que no puedes eliminar algún archivo porque está en uso, puedes omitirlo o intentar cerrar el programa que lo está usando.

Otra forma de eliminar los archivos temporales es usando la herramienta Liberador de espacio en disco, que viene integrada en Windows. Esta herramienta te permite borrar no solo los archivos temporales, sino también otros tipos de archivos innecesarios, como los archivos de la papelera de reciclaje, los informes de errores, los archivos de actualización, etc. Para usar el Liberador de espacio en disco, puedes seguir estos pasos:

  • Abre el menú Inicio y escribe Liberador de espacio en disco en la barra de búsqueda.
  • Haz clic en el resultado que aparece con el mismo nombre.
  • Elige la unidad donde está instalado Windows (normalmente es la C:) y haz clic en Aceptar.
  • Espera a que el Liberador de espacio en disco analice tu disco duro y te muestre una lista de archivos que puedes borrar.
  • Marca la casilla Archivos temporales y las demás casillas que quieras. Puedes ver el espacio que liberarás al lado de cada opción.
  • Haz clic en Aceptar y luego en Eliminar archivos para confirmar.

Como ves, eliminar los archivos temporales de Windows es una tarea sencilla que puede ayudarte a mejorar el funcionamiento de tu computadora. Te recomendamos hacerlo periódicamente, por ejemplo una vez al mes, para mantener tu disco duro limpio y optimizado.