Solucionar errores de pantalla azul

Los errores de pantalla azul (también denominados a veces errores de pantalla en negro o errores de código STOP) pueden producirse si un problema grave hace que Windows se apague o se reinicie inesperadamente. Es posible que aparezca un mensaje que diga Windows se ha apagado para evitar daños en el equipo o un mensaje similar.

Estos errores pueden deberse a problemas de hardware y software. Si has agregado nuevo hardware a tu PC antes del error de pantalla azul, apaga el PC, desinstala el hardware e intenta reiniciar. Si tienes problemas al reiniciar, puedes iniciar tu PC en modo seguro. Para obtener más información, consulta Iniciar el PC en modo seguro en: Windows 11, Windows 10.

También puedes intentar obtener las últimas actualizaciones con Windows Update, ayuda de otras fuentes o restaurar Windows a un punto anterior en el tiempo.

Si ninguno de estos pasos ayuda a resolver el error de pantalla azul, prueba el Solucionador de problemas de pantalla azul en la aplicación Obtener ayuda:

  1. En Windows, abra Obtener ayuda.
  2. En la aplicación Obtener ayuda, escribe Solucionar el error BSOD.
  3. Sigue el tutorial guiado de la aplicación Obtener ayuda.

Solucionar errores de pantalla azul

Si persiste el problema sigue estas indicaciones.

1. Apague el PC que mostró la BSOD

Mantenga pulsado el botón de encendido hasta que el ordenador se apague. No debe preocuparse, porque el objetivo de apagar correctamente es permitir que el ordenador guarde todos los datos temporales. Si el sistema ya se ha colapsado, será demasiado tarde y la única manera de proceder será forzar un apagado.

2. Desconecte todos los dispositivos USB, excepto el ratón y el teclado

Retire todos los dispositivos externos como discos duros e impresoras. Estos periféricos y sus controladores podrían ser la causa del error.

3. Reinicie el sistema en modo seguro con funciones de red

El modo seguro es una versión básica del sistema operativo Windows normal que solo permite los procesos esenciales. Es poco probable que estos provoquen otra BSOD, así tendrá margen para solucionar el problema.

Para reiniciar en modo seguro, vuelva a encender el PC de forma regular y, cuando vea la pantalla de inicio de sesión de Windows, mantenga pulsada la tecla Mayús mientras selecciona Reiniciar en el icono de encendido.

Después de que su PC se reinicie de nuevo, se mostrará la pantalla Elegir una opción . Seleccione Solucionar problemas > Opciones avanzadas > Configuración de inicio > Reiniciar.

Al reiniciar, aparecerá una lista de opciones. Seleccione F5 para iniciar su PC en modo seguro con funciones de red.

4. Desinstale programas instalados recientemente

Ahora que está en modo seguro, la prioridad es eliminar cualquier software instalado recientemente, ya que es muy probable que sea el culpable del error. Para desinstalar software en Windows, pulse la tecla Windows. Escriba agregar o quitar programas y haga clic en Agregar o quitar programas.

A continuación, desplácese por la lista de programas y busque el software que haya instalado recientemente o que no le resulte familiar (pero no toque nada que incluya Microsoft en el nombre). Haga clic en el programa y, a continuación, en Desinstalar.

Mientras tanto, también debería ejecutar un análisis con una herramienta antimalware Manual Malwarebytes Anti-Malware. Además de liberar espacio en disco, le ayudará a mantener su PC funcionando sin problemas una vez que haya solucionado la pantalla azul.

5. Revierta o desactive controladores

Dado que los controladores actualizados recientemente podrían ser el problema, debería intentar revertir las actualizaciones recientes de los mismos. Lo más recomendable es empezar por los controladores del adaptador de pantalla y los componentes no esenciales, ya que suelen ser los más problemáticos.

Primero, pulse la tecla Windows, escriba Administrador de dispositivos y pulse Intro.

A continuación, desplácese por la lista de componentes, haga clic con el botón derecho en su selección y elija Propiedades en el menú emergente.

Por último, haga clic en la pestaña Dispositivo y haga clic en Revertir al controlador anterior.

Siga el mismo proceso para revertir las actualizaciones recientes de controladores de otros componentes de hardware.

6. Análisis en busca de malware

Es posible que la causa de la BSOD sea que un virus o malware haya borrado o dañado archivos críticos del sistema. Para evitar más interrupciones y velar por la seguridad del PC, ejecute su herramienta de eliminación de malware preferida, asegúrese de que está totalmente actualizada y realice un análisis completo para encontrar cualquier malware que pueda estar al acecho en su dispositivo.

7. Ejecute un análisis de SFC

Ahora es el momento de buscar archivos de sistema dañados o ausentes (y repararlos o sustituirlos, si es posible) mediante un análisis del Comprobador de archivos de sistema (SFC). A continuación, se explica cómo ejecutar un análisis del Comprobador de archivos de sistema mediante el Símbolo del sistema:

Primero, pulse la tecla Windows y escriba cmd. Haga clic con el botón derecho en Símbolo del sistema y seleccione Ejecutar como administrador. Seleccione Sí o Aceptar en cualquier pregunta que aparezca.

A continuación, escriba sfc /scannow en el cuadro de diálogo Símbolo del sistema, pulse Intro y espere a que finalice el análisis.

8. Analice su disco duro

El análisis de disco duro CHKDSK busca las partes dañadas del disco duro, incluidos los sistemas de archivos corruptos y los daños físicos en el propio disco, causas comunes de la pantalla azul.

Para ejecutar un análisis CHKDSK, pulse la tecla Windows y escriba cmd. Haga clic con el botón derecho en Símbolo del sistema y seleccione Ejecutar como administrador. Haga clic en Sí o Aceptar si se le pide.

A continuación, escriba chkdsk y pulse Intro para ejecutar la línea de comandos e iniciar el análisis.

Si el análisis identifica errores en la unidad, deberá ejecutar un nuevo proceso CHKDSK para repararlos. Escriba chkdsk /r en Símbolo del sistema y pulse Intro. De esta forma, se iniciará un análisis de diagnóstico más profundo y se restaurarán los sectores dañados del disco duro para que sean legibles dentro del sistema de archivos.

El hardware se degrada con el tiempo, por lo que, si su disco tiene unos cuantos años, debería realizar este tipo de prueba del disco duro con regularidad para detectar problemas antes de que provoquen un fallo.

9. Compruebe la RAM del equipo

Si los problemas con su RAM han causado una BSOD, la herramienta Diagnóstico de memoria de Windows le ayudará a identificar el problema específico.

Para comprobar si la memoria RAM de su ordenador funciona correctamente, pulse la tecla Windows, escriba «Diagnóstico de memoria de Windows» y pulse Intro.

A continuación, haga clic en Reiniciar ahora y comprobar si existen problemas (recomendado) cuando esté listo.

Los resultados del diagnóstico se mostrarán en cuanto se reinicie el PC. Si desea consultarlos de nuevo, puede verlos en el Visor de eventos.

10. Reinicie su PC para ver si la BSOD aparece de nuevo

La comprobación de la RAM requiere un reinicio, así que es el momento perfecto para reiniciar y ver si alguna de las soluciones anteriores ha funcionado. Si la BSOD ha dejado de aparecer, ¡enhorabuena! Ha encontrado la solución.

En ese caso, puede empezar a reinstalar progresivamente el software y los controladores que había desinstalado o revertido con anterioridad. Asegúrese de descargarlos de fuentes legítimas e instalarlos uno a uno sin ejecutar ningún otro programa. Lo mejor es empezar por actualizar los controladores de Windows, seguidos de los controladores de audio y, por último, los controladores gráficos.

Para mantener los controladores actualizados para un rendimiento óptimo, utilice un actualizador de controladores. No solo evita tener que configurar manualmente las actualizaciones, sino que una herramienta especializada puede ayudar a minimizar los posibles problemas al instalar nuevas versiones. Además, puede contribuir a evitar que vuelva a aparecer otra pantalla azul de Windows.

Del mismo modo, también puede evitar que se produzcan las pantallas azules de Windows limpiando regularmente su PC y descargando un software antivirus para mantener su seguridad, la de sus archivos y la de su ordenador.

11. Si nada de esto funciona, reinstale Windows

Si nada ha funcionado hasta ahora, solo queda una opción: reinstalar Windows. Esta acción borrará todos los datos almacenados en su máquina, por lo que es el último recurso. Afortunadamente, si puede utilizar Windows normalmente en modo seguro, aún tiene la oportunidad de clonar su disco duro y hacer una copia de seguridad de todo antes de borrar Windows y reinstalar una versión limpia del sistema operativo.

También te puede interesar: