Restaurar a fábrica un móvil Android

Restaurar a fábrica un móvil Android es una opción que nos permite borrar todos los datos y ajustes del dispositivo y dejarlo como si fuera nuevo. Es una medida útil cuando queremos vender o regalar nuestro teléfono, o cuando tenemos problemas de rendimiento o funcionamiento que no se solucionan con otros métodos. En este artículo te explicamos cómo hacerlo paso a paso y qué precauciones debes tomar antes de proceder.

¿Qué es restaurar a fábrica un móvil Android?

Restaurar a fábrica un móvil Android significa eliminar toda la información que hemos almacenado en el dispositivo, incluyendo aplicaciones, fotos, vídeos, documentos, contactos, mensajes, etc. También se borran los ajustes que hayamos personalizado, como el fondo de pantalla, el tono de llamada, las notificaciones, las cuentas de correo o redes sociales, etc. Al hacerlo, el teléfono vuelve a su estado original, como si lo acabáramos de comprar o sacar de la caja.

¿Para qué sirve restaurar a fábrica un móvil Android?

Restaurar a fábrica un móvil Android puede tener varios objetivos, dependiendo de la situación en la que nos encontremos. Algunos de los más habituales son:

  • Vender o regalar el teléfono: si vamos a desprendernos de nuestro dispositivo, lo más recomendable es borrar todos nuestros datos personales y dejarlo limpio para el nuevo usuario. Así evitamos que pueda acceder a nuestra información privada o que pueda usar nuestras cuentas o servicios sin nuestro permiso.
  • Solucionar problemas técnicos: a veces, nuestro teléfono puede presentar fallos de rendimiento, como lentitud, bloqueos, reinicios inesperados, errores de aplicaciones, etc. Estos problemas pueden deberse a un mal funcionamiento del sistema operativo, a una incompatibilidad entre aplicaciones, a un virus o malware, o a un exceso de archivos basura. En estos casos, restaurar a fábrica el móvil puede ser una solución efectiva para eliminar el origen del problema y hacer que el dispositivo funcione correctamente de nuevo.
  • Liberar espacio de almacenamiento: otra razón para restaurar a fábrica un móvil Android es que queramos liberar espacio en la memoria interna del dispositivo. Con el tiempo, vamos acumulando archivos y aplicaciones que ocupan mucho espacio y que quizás ya no necesitamos o usamos. Al borrarlos todos, podemos recuperar una gran cantidad de espacio disponible y mejorar el rendimiento del teléfono.

¿Qué precauciones debes tomar antes de restaurar a fábrica un móvil Android?

Antes de restaurar a fábrica un móvil Android, debes tener en cuenta algunas precauciones para evitar perder información importante o tener problemas después del proceso. Estas son algunas de las más importantes:

Haz una copia de seguridad

Lo primero que debes hacer es hacer una copia de seguridad de todos los datos que quieras conservar, como fotos, vídeos, documentos, contactos, mensajes, etc. Puedes usar servicios en la nube como Google Drive, Dropbox o OneDrive, o conectar el teléfono al ordenador y copiar los archivos manualmente. Así podrás recuperarlos después de restaurar el móvil.

Elimina las cuentas asociadas

Otro paso importante es eliminar las cuentas que tengas asociadas al teléfono, como la de Google, la de Samsung, la de Facebook, etc. De esta forma evitarás que el dispositivo siga vinculado a ellas y que puedas tener problemas para acceder a ellas desde otro dispositivo o para activar el teléfono después de restaurarlo.

Retira la tarjeta SIM y la tarjeta SD

Por último, te recomendamos que retires la tarjeta SIM y la tarjeta SD (si tienes una) antes de restaurar el móvil. Así evitarás que se borren los datos que contengan estas tarjetas o que se dañen por algún error durante el proceso.

¿Cómo restaurar a fábrica un móvil Android?

Una vez que hayas tomado las precauciones anteriores, ya puedes proceder a restaurar a fábrica tu móvil Android. Hay dos formas de hacerlo: desde los ajustes del teléfono o desde el modo recovery. Te explicamos ambas opciones:

Desde los ajustes del teléfono: esta es la forma más sencilla y rápida de restaurar tu móvil Android. Solo tienes que ir a Ajustes > Sistema > Opciones de recuperación. Busca y pulsa sobre la opción de Restablecer datos de fábrica.

Modo Recovery realiza una limpieza algo más profunda y con la que puedes llegar a solucionar algunos problemas de funcionamiento. El primer paso es iniciar el móvil con el Modo Recovery, para lo cual tienes que apagarlo y luego encenderlo manteniendo pulsada una combinación específica de teclas.

Esta combinación puede cambiar dependiendo del fabricante, o sea que aquí te dejamos una lista con las teclas que tienes que dejar pulsadas con cada uno.

Samsung: Volumen arriba + Inicio + Encendido. En el Galaxy S8 es Volumen Arriba + Botón de Bixby + Encendido.

Google Pixel y Nexus: Volumen abajo + Encendido.

Motorola: Volumen abajo + Encendido.

LG: Volumen abajo + Encendido.

Asus: Volumen arriba + Encendido.

Huawei: Volumen arriba + Encendido.

BQ: Volumen arriba + Encendido.

HTC: Ir a Ajustes > Batería, donde tienes que desmarcar la casilla Fast boot. Luego apagas y pulsas Volumen abajo + Encendido.

Y por último tenemos a Xiaomi, donde la cosa es más fácil aún. Tienes que entrar en la aplicación Updater, que está en inglés, pulsar arriba a la derecha el icono de los tres puntos y, en el menú que te aparecerá, elegir la opción Reboot to Recovery mode.

Las opciones más importantes son la de Wipe cache partition para eliminar la caché del móvil, o wipe data/factory reset para restablecer el móvil a su estado de fábrica. Una vez hagas lo que quieres, pulsa en reboot system now para reiniciar el dispositivo.