Limpiar el registro de Windows


Si quieres mejorar el rendimiento de tu PC con Windows Una de las formas más efectivas es limpiar el registro de Windows, una base de datos donde se almacena la información necesaria para el funcionamiento del sistema operativo, las aplicaciones instaladas y los dispositivos de hardware.

El registro de Windows se puede llenar de entradas innecesarias, duplicadas o corruptas que afectan al rendimiento y la estabilidad del sistema. Por eso, es conveniente limpiarlo periódicamente para eliminar estos residuos y optimizar el funcionamiento de tu PC.

Conlleva sus riesgos ya que el registro de Windows es la base de datos que utiliza el sistema operativo para registrar y consultar información sobre los programas que se instalan en él, a fin de luego realizar acciones desde las aplicaciones según el usuario necesite. Para casi cualquier cosa que vayas a hacer necesitarás interactuar con el registro de Windows, como por ejemplo: correr una aplicación, desinstalar un programa, conectarte a Internet, imprimir una hoja, etc.

Si aún así quieres limpiar el registro.

Crea una copia de seguridad del registro. Para ello, abre el Editor del Registro pulsando las teclas Windows + R para abrir la ventana Ejecutar. Escribe regedit en el campo de texto y presiona Enter. Luego, ve al menú Archivo y selecciona Exportar. Elige un nombre y una ubicación para guardar el archivo .reg que contiene la copia del registro.

Entra en modo seguro. Para evitar que otros programas interfieran con la limpieza del registro, es recomendable poner la computadora en modo seguro. Para ello, reinicia la computadora y presiona repetidamente la tecla F8 hasta que aparezca un menú con opciones avanzadas. Selecciona Modo seguro con funciones de red y presiona Enter.

Abre el Editor del Registro siguiendo los mismos pasos que en el punto 1.

Busca las entradas que quieras eliminar. El registro se organiza en cinco grupos principales: HKEY_CLASSES_ROOT, HKEY_CURRENT_USER, HKEY_LOCAL_MACHINE

Limpiar el registro manualmente

El Editor del Registro, es una herramienta integrada en Windows te permite acceder y modificar el registro.

Limpiar el registro con el Liberador de espacio

Si nos centramos en la limpieza del registro desde el propio sistema operativo, quizá el método más sencillo y seguro es utilizar el Liberador de espacio en disco. Esta función también es más que adecuada para eliminar los archivos inservibles del disco duro. Cabe mencionar que la misma no se ha diseñado específicamente para limpiar el registro, pero puede eliminar los restos de aplicaciones y controladores de Windows. Así, cuando elimina estos archivos, las entradas del registro correspondientes suelen borrarse también.

Para ello tenemos que escribir su nombre, Liberador de espacio en disco, en el cuadro de búsqueda. Aquí aparecerá una nueva ventana en la que nos decantamos por pinchar en el botón llamado Limpiar archivos del sistema.

Limpiar archivos del sistema
Limpiar archivos del sistema

Esto añade algunas opciones más para que la función escanee en estas para disponer de más apartados donde hacer una limpieza. Por tanto, en la ventana que aparece, ya no tenemos más que marcar las opciones que deseemos para hacer una limpieza de Windows, ciertos elementos de este, y sus entradas del registro.

Limpiar el registro con una aplicación

Vas a encontrarte en muchos sitios que la limpieza de Windows por medio de una aplicación es mejor y mas sencillo, pero no te recomiendo seguir esos manuales con programas, al realizar modificaciones en sus valores, sin control alguno, suelen dar mas problemas que soluciones.

Si tienes conocimientos técnicos y sabes lo que haces adelante, pero cerciórate de tener un respaldo.

Os dejo mas a o menos lo que encuentras en muchos sitios webs cuando buscas limpiar registro en los buscadores:

La forma más fácil y segura de limpiar el registro de Windows es usar una aplicación diseñada para este propósito. Estos programas analizan el registro en busca de entradas inválidas, obsoletas o dañadas y las eliminan o reparan automáticamente. Además, suelen crear una copia de seguridad del registro antes de realizar cualquier cambio, por si algo sale mal.

Algunas de las aplicaciones más populares y confiables para limpiar el registro de Windows son:

  • CCleaner: Es uno de los programas más veteranos y utilizados para limpiar Windows. Además de limpiar el registro, también elimina archivos temporales, cookies, historial y otros datos innecesarios que ocupan espacio y ralentizan el sistema. Tiene una interfaz sencilla e intuitiva y permite personalizar el análisis y la limpieza según tus preferencias.
  • Wise Registry Cleaner: Es una aplicación dedicada exclusivamente a limpiar y optimizar el registro de Windows. Tiene un modo rápido y otro profundo, que tarda más pero es más exhaustivo. También tiene una función de desfragmentación del registro, que mejora su estructura y reduce su tamaño. Además, ofrece consejos para mejorar el rendimiento del sistema.
  • Glary Utilities: Es un programa todo en uno que ofrece varias herramientas para mejorar el funcionamiento de tu PC. Entre ellas se encuentra la limpieza del registro, que elimina las entradas inválidas o erróneas que pueden causar problemas o errores. También tiene otras funciones como la eliminación de spyware, la reparación de accesos directos, la gestión de programas de inicio o la optimización del disco duro.
  • Auslogics Registry Cleaner: Es otro programa especializado en limpiar el registro de Windows. Tiene una interfaz simple y clara que te permite seleccionar qué categorías del registro quieres analizar y limpiar. También te muestra el nivel de severidad de cada problema encontrado y te permite crear una copia de seguridad antes de realizar cualquier cambio.
  • Eusing Free Registry Cleaner: Es un programa gratuito y ligero que te ayuda a limpiar el registro de Windows con unos pocos clics. Analiza el registro en busca de entradas no válidas o incorrectas y las elimina o repara para mejorar la estabilidad y el rendimiento del sistema. También crea una copia de seguridad del registro antes de cada limpieza.

Como ya he comentado, el registro es una parte fundamental del sistema operativo, en la cual se encuentran las propiedades y funcionalidades de las diferentes secciones de Windows. Por lo cual, no se recomienda realizar modificaciones en sus valores.