Apple endurece políticas a apps que usan datos biométricos de usuarios

Si las aplicaciones no justifican el uso de la API que recopila datos biométricos, Apple las eliminará de la App Store.

Apple está actualizando la política para desarrolladores en la App Store. Pronto pedirá que los desarrolladores de apps que utilizan datos biométricos para identificar a los usuarios justifiquen el uso de esta tecnología. Si el argumento no es satisfactorio, estas aplicaciones serán rechazadas.

Los desarrolladores basan el uso de sus apps en API (interfaces de programación) para extraer e intercambiar datos. De acuerdo con Apple, algunos de estos sistemas son capaces de recopilar datos de los usuarios a través de elementos biométricos como las huellas dactilares para identificar a las personas o reconocer sus dispositivos. Las reglas para desarrolladores de la empresa de Cupertino prohíbe esta práctica, aún en casos en los que el usuario otorga su autorización para ser rastreado.

Para evitar el uso indebido de estas API, anunciamos (…) que los desarrolladores deberán declarar los motivos para usar estas API en el manifiesto de privacidad de su aplicación. Esto ayudará a garantizar que las aplicaciones solo usen estas API para el propósito previsto, explicó la compañía en una entrada de blog.

Si los desarrolladores de apps quieren utilizar una API que aplica sistemas de identificación por huellas dactilares, tendrán que explicar a Apple las razones para hacerlo. La empresa entregará una serie de motivos aprobados que podrán ser seleccionados por los programadores.

En la práctica, las apps creadas sobre las interfaces en cuestión solo podrán utilizar los métodos de identificación biométrica para los fines declarados. Entre las API afectadas se encuentran aquellas relacionadas con las marcas de tiempo de los archivos, el espacio en disco, el tiempo de arranque del sistema, el teclado activo y los valores predeterminados del usuario.

Apple privilegia la privacidad de los usuarios

La regla entrará en vigencia en el otoño de este año. Los desarrolladores que publiquen una nueva app o actualicen alguna existente en la tienda de aplicaciones después de dicho punto tendrán que justificar el uso de la API. El requisito se extiende a los SDK (kits de desarrollo de software) de terceros que utilizan las aplicaciones. Los programas que no acaten la norma serán rechazados y eliminados de la App Store durante los primeros meses de 2024.

El seguimiento de los usuarios a través de elementos biométricos como las huellas dactilares ha crecido durante los últimos años. En 2019, The New York Times informó que este método fue utilizado a gran escala por la industria publicitaria ante las políticas de privacidad que empresas como Apple implementaron para evitar el rastreo de los usuarios y sus actividades en línea. Las nuevas normas limitaron las opciones de los anunciantes para desarrollar estrategias de publicidad y marketing segmentadas basadas en cookies o píxeles incrustados en botones de redes sociales. La biometría fue la salvación.

La organización liderada por Tim Cook intentó frenar el fenómeno con el lanzamiento del App Tracking Transparency en 2021. La iniciativa prohíbe el uso de huellas dactilares como método de reconocimiento, pero hasta ahora carecía de medidas adicionales para controlar el seguimiento de los usuarios por completo.