Ver dispositivos ocultos en Windows 7

En este truco vamos a enseñarte a ver dispositivos ocultos en Windows 7.

¿Alguna vez te has preguntado qué dispositivos están conectados a tu ordenador, pero no los ves en el Administrador de dispositivos? Estos dispositivos ocultos pueden ser controladores antiguos, dispositivos desconectados o componentes internos que no necesitan una interfaz gráfica. En este artículo te explicaremos cómo ver los dispositivos ocultos en Windows 7 y para qué sirven.

El sistema operativo Windows 7 nos permite ver los dispositivos que no están actualmente en uso cuando abrimos Mi PC.

Ver dispositivos ocultos

Para ver los dispositivos ocultos en Windows 7, tienes que seguir estos pasos:

Para abrir el Administrador de dispositivos, clic en Inicio, Panel de control, doble clic en Herramientas administrativas, Administración de equipos y después, clic en Administrador de dispositivos.

En el menú Ver, haga clic en Mostrar dispositivos ocultos.

Ver dispositivos ocultos
Mostrar dispositivos ocultos

Cuando no desee ver los dispositivos ocultos, haga clic en Mostrar dispositivos ocultos para quitar la marca de verificación.

Entre los dispositivos ocultos se encuadran los dispositivos que no son Plug and Play (con controladores de dispositivo de versiones anteriores de Windows).

Otra manera de ver los dispositivos ocultos abra el Administrador de dispositivos.

  1. Abre el menú Inicio y escribe cmd en el cuadro de búsqueda.
  2. Haz clic derecho sobre el resultado cmd.exe y elige Ejecutar como administrador.
  3. En la ventana de la consola, escribe el comando set devmgr_show_nonpresent_devices=1 y pulsa Enter.
  4. A continuación, escribe el comando start devmgmt.msc y pulsa Enter. Esto abrirá el Administrador de dispositivos.
  5. En el menú Ver, selecciona la opción Mostrar dispositivos ocultos. Verás que algunos dispositivos aparecen en gris o con un icono transparente. Estos son los dispositivos ocultos.

Los dispositivos ocultos pueden tener varias funciones, dependiendo de su tipo y origen. Algunos ejemplos son:

  • Dispositivos que se han conectado alguna vez al ordenador, pero que ya no están presentes. Por ejemplo, una impresora, una cámara o un pendrive. Estos dispositivos se guardan en el registro para facilitar su reconocimiento si se vuelven a conectar.
  • Dispositivos que forman parte del sistema, pero que no tienen una representación gráfica. Por ejemplo, el ACPI (Advanced Configuration and Power Interface), que gestiona la configuración y el consumo de energía del ordenador, o el Enumerador de software Plug and Play, que identifica los componentes de software instalados.
  • Dispositivos que están deshabilitados o con problemas. Por ejemplo, una tarjeta de sonido que no funciona correctamente o un adaptador de red que está desactivado.

En general, no es necesario modificar ni eliminar los dispositivos ocultos, ya que no afectan al rendimiento ni a la seguridad del ordenador. Sin embargo, si quieres hacerlo por algún motivo, puedes hacer clic derecho sobre el dispositivo y elegir la opción Desinstalar o Deshabilitar. Ten en cuenta que esto puede causar problemas de compatibilidad o estabilidad si el dispositivo es necesario para el funcionamiento del sistema.

Esperamos que este artículo te haya sido útil para aprender cómo ver los dispositivos ocultos en Windows 7 y para qué sirven.