Que hacer ante los virus informáticos

¿Qué hacer con los virus informáticos?

En el mundo de la informática hay enfermedades, hay problemas de salud, hay médicos y hay cirugías de vida o muerte. Por eso muchas veces lo mejor es pensar como en la vida real y aplicar, también, el sentido común.

¿Deja usted de salir de casa por temor a contagiarse? ¿Reniega del cuerpo humano cuando sufre una infección? ¿Va con guantes y mascarilla a trabajar por miedo a lo que pueda respirar? Es usted de los que no se conecta a Internet por que está lleno de virus y problemas.

¿Es de los que viaja al trópico sin vacunarse? ¿Le gusta salir a la autopista sin cinturón de seguridad? ¿Deja la puerta de su casa o empresa abierta cuando se marcha por la noche? Es usted de los que navega sin antivirus, o no le importa la procedencia o actualidad de su software.

Seamos sensatos. Por eso conviene mantenerse en el término virtuoso del punto medio, entre el alarmismo y la calma total. La seguridad informática es muy importante, pero no por ello vamos a limitar las posibilidades que la tecnología pone a nuestro servicio. En Microsoft hemos visto empresarios que prácticamente no usan el correo electrónico atemorizados por los virus, y empresas que no disponen de ningún tipo de dispositivo de seguridad, lanzándose al vacío de la ruleta.

Siempre queda aquello de a mi no me ha pasado nunca que es justo lo que dicen todo el día antes de que les suceda por primera vez.

Sea cual sea su caso, algunos consejos se imponen. Como que realice copias de seguridad de sus archivos de forma rutinaria (una vez por semana, por ejemplo), que mantenga actualizados sus programas, y, que no olvide que todo lo que podamos contarle sobre soluciones de protección, pasa porque los programas que tenga instalados sean legales: piratear con la seguridad de su empresa es, además de ilegal, un riesgo demasiado costoso.

Los virus informáticos son programas maliciosos que se introducen en nuestros equipos sin nuestro consentimiento y que pueden causar diversos problemas, como robar información, dañar archivos, ralentizar el sistema o incluso bloquearlo. Ante esta amenaza, es importante saber cómo protegerse y cómo actuar en caso de infección. En este artículo te explicamos algunos consejos para prevenir y eliminar los virus informáticos de tu ordenador.

Pero ¿Qué es un virus?

Un virus es un programa informático que intenta transmitirse de un equipo a otro al adjuntarse por sí mismo a un archivo informático. Un virus requiere normalmente la intervención humana para transmitirse, por ejemplo, al compartir un archivo o abrir un correo electrónico.

Un gusano informático, al igual que un virus, está diseñado para copiarse a sí mismo de un equipo a otro, pero lo hace automáticamente al tomar control de las funciones del equipo que sirven para transportar archivos o información. Una vez que se haya instalado un gusano en su sistema, podrá viajar solo. El gran peligro de los gusanos es su habilidad para replicarse en grandes números.

Los virus informáticos, como los que atacan nuestra salud, tienen distintas clasificaciones: por su gravedad, por su tiempo de infección, etcétera. No todos los virus destruyen su ordenador, ni todos actúan el viernes. Es importante que se informe de los tipos que existen y que no desespere tampoco ante la idea de que vayan a surgir nuevos. Muchos profesionales y empresas trabajan a destajo para que usted permanezca tranquilo y concentrado en su negocio.

Una de las tácticas de reproducción más insidiosas de un gusano consiste en enviar más mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos malintencionados a todos los contactos en la libreta de direcciones de un usuario. De esta forma se disfraza como un mensaje de correo electrónico que proviene de un amigo de confianza. Por esta razón, es muy importante que sea precavido a la hora de abrir un archivo adjunto de correo electrónico.

Si ya es tarde y su ordenador está infectado, no lo dude, desconéctelo de la red, sobre todo si forma parte de una red local de una empresa, y busque la solución en alguna de las direcciones que le recomendamos. Hasta hoy, siempre que ha habido un virus de extremada gravedad, todas las páginas de desarrolladores de software (Microsoft, panda, symantec, etcétera) han colgado en sus webs las soluciones de forma gratuita y con sencillas explicaciones para solucionar el problema.

El sentido común

La mejor forma de prevenir la infección de un gusano es tomar precauciones al abrir archivos adjuntos de mensajes de correo electrónico. Si recibe un archivo adjunto en un correo electrónico de un amigo, lo más seguro es ponerse en contacto con él y preguntarle si le ha enviado ese archivo adjunto. Si recibe un archivo adjunto en un correo electrónico de alguien a quien no conoce, lo más seguro es eliminarlo.

No conecte sus equipos a Internet si no cumple con las tres reglas que le contamos en este artículo, es como salir a una autopista sin saber si tienes o no los frenos en perfecto funcionamiento.

Cuidado con los archivos que se descarga de la red. Dude de la procedencia de los mismos por defecto.
¿Abre un paquete alegremente si este le llega sin remite a su casa? Igualmente con todo lo que transporte en dispositivos como los disquetes, los cds, etcétera.
Antes de nada, pase el antivirus para asegurarse de que no contienen ningún virus. Que usted tenga cuidado no significa en absoluto que sus amigos lo tengan.

Seguramente su oficina disponga de alguna alarma contratada con una empresa de seguridad. Seguramente esto le supone un gasto adicional.

¿Acaso duda de él? ¿Tuvo alguna duda al contratar a profesionales para que hicieran ese delicado trabajo?
Seguro que no. Pues es casi lo mismo, con la diferencia de que la probabilidad de que un virus se cuele en sus equipos sin protección es cien veces mayor a que lo hagan delincuentes en una oficina sin el cerrojo echado.

De la misma forma ¿acudiría usted a un médico que desconoce las enfermedades de los últimos veinte años? ¿Le inspira confianza un hospital cuyas medicinas se encuentran caducadas? Esto, exactamente esto, es a lo que usted se arriesga con software sin actualizar. ¿Le gustaría que a su hija le opere un cirujano sin título? Esto es dejar su empresa en manos del software pirata. Así de simple.

Cómo prevenir los virus informáticos

La prevención es la mejor forma de evitar los problemas causados por los virus informáticos. Para ello, es recomendable seguir estas pautas:

Instalar un programa antivirus de confianza y mantenerlo actualizado. El antivirus es la herramienta básica para detectar y eliminar los virus informáticos que puedan infectar nuestro equipo. Es importante elegir un antivirus de calidad, y actualizarlo periódicamente para que pueda reconocer las últimas amenazas.

Mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas. Los virus informáticos suelen aprovechar las vulnerabilidades o fallos de seguridad que existen en el software para infiltrarse en los equipos. Por eso, es conveniente instalar las actualizaciones o parches que los fabricantes lanzan para corregir estos errores y mejorar la seguridad de sus productos.

Evitar abrir archivos adjuntos o enlaces sospechosos. Una de las formas más comunes de propagación de los virus informáticos es a través del correo electrónico o de las redes sociales. Los ciberdelincuentes envían mensajes con archivos adjuntos o enlaces que contienen el código malicioso, disfrazados de ofertas, facturas, noticias o cualquier otro contenido que pueda llamar nuestra atención. Antes de abrir cualquier archivo o enlace, debemos verificar su procedencia y su fiabilidad, y no fiarnos de los remitentes desconocidos o que nos pidan datos personales o contraseñas.

Usar contraseñas seguras y diferentes para cada servicio. Las contraseñas son la primera barrera de protección de nuestra información personal y financiera en internet. Si usamos contraseñas débiles, fáciles de adivinar o repetidas para varios servicios, estamos facilitando el trabajo a los ciberdelincuentes que quieran acceder a nuestras cuentas o robar nuestros datos. Por eso, es aconsejable usar contraseñas seguras, que combinen letras, números y símbolos, y que sean diferentes para cada servicio que usemos en internet.

Hacer copias de seguridad de nuestros datos importantes. Aunque tomemos todas las medidas de prevención posibles, siempre existe el riesgo de que nuestro equipo se infecte con un virus informático que pueda dañar o cifrar nuestros archivos. Para evitar perder nuestra información más valiosa, es recomendable hacer copias de seguridad periódicas en dispositivos externos o en la nube, y mantenerlas actualizadas.

Cómo eliminar los virus informáticos

Si a pesar de todo nuestro equipo se infecta con un virus informático, debemos actuar con rapidez para evitar que el problema se agrave o se extienda a otros equipos. Estos son los pasos que debemos seguir para eliminar el virus informático:

Aislar el equipo para prevenir la propagación del virus. Lo primero que debemos hacer es desconectar el equipo de internet y de cualquier otra red o dispositivo al que esté conectado. De esta forma, impediremos que el virus siga comunicándose con sus creadores o que infecte a otros equipos.

Reiniciar el equipo en modo seguro. El modo seguro es una opción que nos permite arrancar el equipo con las funciones mínimas necesarias para su funcionamiento, lo que facilita la detección y eliminación de los virus informáticos que puedan estar activos en el sistema. Para acceder al modo seguro, debemos seguir estos pasos:

  • Apagar y volver a encender el equipo
  • Cuando se encienda la pantalla, pulsar F8 para que nos aparezca el menú Opciones de arranque avanzadas
  • Hacer clic en Modo seguro con funciones de red

Eliminar los archivos temporales. Los archivos temporales son aquellos que se generan cuando usamos el equipo y que se almacenan en una carpeta específica del disco duro. Algunos virus informáticos se aprovechan de estos archivos para iniciarse al arrancar el equipo o para ocultarse. Por eso, es conveniente eliminarlos antes de realizar el análisis antivirus. Para hacerlo, podemos usar la herramienta «Liberador de espacio en disco» que viene integrada en Windows:

  • Ir a Inicio
  • Seleccionar Todos los programas
  • Hacer clic en Accesorios
  • Seleccionar Herramientas del sistema
  • Seleccionar Liberador de espacio en disco
  • Buscar Archivos temporales en la lista Archivos que se pueden eliminar
  • Seleccionar Archivos temporales para eliminarlos

Ejecutar un análisis antivirus completo. Una vez que hemos eliminado los archivos temporales, debemos ejecutar el programa antivirus que tengamos instalado y realizar un análisis completo del sistema. El antivirus buscará y eliminará los virus informáticos que encuentre en el equipo.

Investigar y eliminar el virus manualmente si es necesario. En algunos casos, el antivirus puede no ser capaz de eliminar el virus informático por completo, o puede que no lo detecte si se trata de una amenaza nueva o desconocida. En estas situaciones, podemos intentar identificar y eliminar el virus manualmente, buscando información sobre sus características y su forma de actuar en internet. Sin embargo, este método requiere tener conocimientos avanzados sobre el funcionamiento del sistema y puede ser peligroso si no se hace con cuidado, ya que podemos borrar archivos importantes o dañar el equipo. Por eso, solo se recomienda como último recurso y bajo nuestra propia responsabilidad.

Últimamente se dado a conocer por la empresa de seguridad ESET, un nuevo  malware llamado LoJax, no lo han encontrado en el sistema operativo o en un archivo en el disco duro como tal, sino en el UEFI.

Conclusión

Los virus informáticos son una amenaza real y constante para nuestros equipos y nuestra información. Por eso, es importante estar informados sobre cómo prevenirlos y cómo eliminarlos en caso de infección. Siguiendo estos consejos, podremos proteger nuestro ordenador y nuestra seguridad en internet.