Marca agua en PC con hardware no compatible

Desde Microsoft se están tomando medidas para alentar a los usuarios que utilicen Windows 11 en hardware no compatible a que actualicen sus sistemas y pasen desde Windows 10.

Dicho cambio adopta la forma de una marca agua en PC, la esquina inferior derecha del escritorio, que muestra el mensaje «No se cumplen los requisitos del sistema. Vaya a Configuración para obtener más información». Algunos usuarios han informado de que han visto este mensaje desde la actualización del pasado martes del parche de enero de 2023.

La marca de agua dirige a los usuarios a la web de Microsoft, donde pueden informarse sobre cómo instalar Windows 11 en dispositivos con requisitos de sistema no cumplidos o cómo regresar a Windows 10 en los 10 días siguientes a la actualización. Sin embargo, no todos los usuarios están recibiendo dicha marca de agua, lo que parece indicar que Microsoft podría estar realizando pruebas con determinadas cuentas o extendiéndola de forma gradual.

El sistema operativo Windows 11 tiene unos requisitos mínimos bastante estrictos, como la seguridad TPM 2.0 y CPUs equivalentes o más recientes que los procesadores Intel de 8ª generación y AMD de 2ª generación4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Si tu PC cumple con estos requisitos y sigues recibiendo la marca de agua, es posible que necesites habilitar TPM 2.0 en la BIOS.

Si bien la marca de agua no supone por el momento más que una leve molestia, podría tratarse del primer paso hacia medidas más drásticas. Microsoft ha señalado que podría desactivar las actualizaciones en los sistemas no compatibles, aunque esto todavía no se ha llevado a cabo. Mientras tanto, los usuarios pueden adquirir un nuevo CPU, pasar a Windows 10 dentro del plazo de 10 días u ocultar el mensaje modificando el registro o poniendo un fondo de pantalla de un color más claro.

En cuanto a los usuarios que decidan seguir con hardware no compatible y Windows 11, es posible que tengan que prepararse para la posibilidad de futuras limitaciones o problemas de compatibilidad. Se desconoce cuál será el próximo movimiento de Microsoft, pero esta marca de agua indica que va en serio a la hora de hacer cumplir sus requisitos mínimos del sistema.

Editado para solución:

Esta marca de agua no se puede quitar cambiando el fondo de escritorio, y es bastante molesta, porque la vemos cada vez que miramos la hora.

También se carga cualquier captura de pantalla o vídeo que hagamos en el escritorio.

En la web HotHardware nos muestran una forma de eliminar la marca de agua de Windows 11. Para ello hay que modificar el registro de Windows, así que solo debes llevarlo a cabo si sabes lo que haces y si sabes deshacer los cambios si algo va mal. Es recomendable hacer una copia de seguridad del registro antes de empezar.

Si estás decidido a llevarlo a cabo, sigue estos pasos:

  • En el buscador del Windows localiza el Editor del Registro, y ponlo en marcha
  • Busca la clave HKEY_CURRENT_USER, y expándela con un doble clic
  • Haz un doble clic en Control Panel
  • Toca en la carpeta UnsupportedHardwareNotificationCache
  • En el panel de la derecha, toca con el botón derecho del ratón en la entrada SV2 y selecciona Modificar
  • Cambia el valor de la entrada a 0, y pulsa en OK.
  • Reinicia tu PC

Si has seguido los pasos correctamente, cuando el ordenador arranque la marca de agua habrá desaparecido.